La historia de la papaya de Formosa pasa por diversos imperios y países, antes de dar la vuelta al mundo y llegar a tierras brasileñas. En Brasil, la variedad ha sido cultivada desde la década de 1970, hasta hoy, por los hábiles agricultores del país, con constantes mejoras en la productividad y la calidad.

Las semillas de la papaya de Formosa son originarias de Taiwán, un pequeño país situado al este de China. Cuando el territorio fue alcanzado por los colonizadores del Imperio portugués, se llamaba “Ilha Formosa”, de ahí viene el nombre de la fruta.

¿Cómo llegó la Papaya Formosa a Brasil?

Esta variedad tiene un formato más grande que las demás, alcanzando unos 35 cm de longitud y un peso medio de 1,3 kg. Con este gran tamaño, la fruta puede ser consumida por toda la familia, así como utilizarse en la producción de alimentos a escala industrial.

Es una fruta con pocas calorías, poco azúcar y poca grasa. Pero es rico en nutrientes importantes, incluyendo el 100% de la cantidad de vitamina C recomendada por día.

Su pulpa es más roja, lo que indica una mayor concentración de licopeno, un nutriente que combate los radicales libres y tiene beneficios probados contra la diabetes, la hipertensión y el cáncer, reduciendo los riesgos de estas enfermedades.

La papaya también incluye carpaína, conocida por ayudar a combatir las enfermedades cardiovasculares. Por último, la fruta todavía tiene en su historia la contribución a un importante descubrimiento: la sustancia papaína, que ayuda al funcionamiento del intestino.

Cómo hablar papaya en otros países

Mamão
  • Brazil

    mamão

    mamão
  • lechosa / lechoza

    lechosa / lechoza

    lechosa / lechoza
  • Brazil

    fruta bomba

    fruta bomba
  • Brazil

    papayón / olocotón

    papayón / olocotón
  • Brazil

    papaya

    papaya
  • Brazil

    melón de árbol / mamón

    melón de árbol / mamón
Conozca la historia de la Papaya Golden